135 aniversario del natalicio de Oscar Efren Reyes



13 de junio de 1896-13 de junio de 2021 

En vísperas de conmemorarse un año más del Natalicio de Don Oscar Efrén Reyes, ilustre historiador, periodista y maestro baneño, considero lo más acertado, como un homenaje, transcribir unas pocas líneas sobre el nombre de la tierra que lo vio nacer, Baños, tomadas de su Obra:  Baños, desde sus orígenes al Cabildo. 

“ Nombre de Baños de Agua Santa”: 

En lengua indígena, la primitiva denominación de Baños, fue la de “Ipo”, palabra puruhá..4 

Cuando los conquistadores españoles comenzaron a explotar y conocer esta 

región, la denominaron simplemente “pueblo de Tungurahua”. Muy raras 

veces lo denominaron con su antiguo nombre de “Ipo”. 

Como “pueblo de Tungurahua” entró, pues, a formar parte de las numerosas 

“encomiendas” que, enseguida de la conquista, le fueron asignadas al famoso 

Capitán Diego de Torres, en enormes extensiones territoriales del Ecuador, 

principalmente en los valles del Patate, del Chambo y en las faldas, 

precisamente, del volcán Tungurahua. 

Pero años más tarde, la región fue más detenidamente conocida. Y, 

descubiertas sus aguas termales, o “baños” saludables, el primitivo nombre 

de “Ipo”, y el de “pueblo de Tungurahua”. 

Con estas últimas denominaciones consta ya en los documentos y referencias 

de todo lo demás de la Colonia, desde fines del siglo XVI para adelante… 

Cuando los misioneros dominicanos iniciaron sus entradas a las regiones 

amazónicas, determinaron a Baños como estación principal, y allí 

establecieron una Ermita a la Virgen, llamando a la población nueva, que 

ellos iban atrayendo y fomentando, Pueblo del Espíritu Santo. Era el año de 

1553. 

Pero esta denominación no prosperó. Y tanto la Ermita de la Virgen, como 

el Pueblo del Espíritu Santo y la región toda donde estaban ellos no se 

conoció más que por la del asiento de Los Baños. 

Las aguas termales, pues, numerosas y de variada temperatura, y los efectos 

milagrosos sobre sanos y enfermos, impuso el nombre, que subsiste hasta la 

fecha, ligado indisolublemente a dos de las realidades irrecusables que 

determinaron los españoles: Baños de Tungurahua, región que se comprende 

en el alto Pastaza, desde su formación en Las Juntas del Chambo y del Patate, 

hasta la iniciación misma del Oriente Ecuatoriano propiamente dicho, el 

maravilloso País de la Canela. 

—————————— 

4 Dr. Silvio Luis Haro: La riqueza arqueológica de la provincia del Chimborazo. En el Comercio de Quito: 

18 de Mayo de 1947.   

Lic. Mercedes Puig L.                                                                                                                                                    “ 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *